Trucos para conseguir un dormitorio más fresco en verano

Lo primero que queremos comentar es que hay algunos colchones que son más adecuados que otros para esta época del año. Lógicamente, no vamos a proponerte que cambies tu colchón cada vez que cambie la estación del año, pero si eres una persona calurosa, lo mejor es que seas precavido y escojas un modelo que sea adecuado para ti. En este sentido, debes tener en cuenta que los de muelles ofrecen menos sensación de calor, ya que permiten una perfecta circulación del aire. Puedes ver un ejemplo de colchón de muelles a continuación.


Por otro lado, debes tener en cuenta que si compartes cama, lo ideal es escoger un colchón amplio para que cada miembro de la pareja tengáis espacio suficiente.

Ropa de cama

De nada servirá que tengas un colchón que ofrezca poca sensación de calor si no lo cubres con la ropa de cama adecuada. Así, lo que nosotros te recomendamos es que apuestes por tejidos transpirables que faciliten una buena ventilación como, por ejemplo, las fibras 100% naturales. El algodón y el lino se encuentran entre los materiales más adecuados para cubrir la cama en verano.

Más allá de la ropa de cama, hay otros textiles que deberás cambiar como, por ejemplo, las alfombras. De hecho, a menos que se trate de un modelo veraniego, tendrás que guardar este complemento en algún rincón de tu vivienda, ya que transmite sensación de calor. De la misma manera, te recomendamos sustituir las cortinas gruesas y oscuras por otras más ligeras y claras.

Los colores de la habitación

Por otro lado, debes tener en cuenta que los colores que estén presentes en tu habitación también tendrán mucha influencia en la sensación de calor. Así, debes saber que los más recomendables para esta época del año son los fríos y los claros. Así, pintar las paredes de azul o de verde puede ser una fantástica opción. Además, estos colores transmiten tranquilidad, como ocurre en el dormitorio de matrimonio de la siguiente imagen. También son recomendables tonos como el rosa, el lila o el gris.


Por supuesto, también es una fantástica idea que te decantes por el blanco que, además, le dará a tu dormitorio mayor luminosidad y sensación de amplitud. Además de estar presentes en paredes, este tipo de colores pueden formar parte de los textiles, que también pueden estar decorados con tonalidades alegres y llamativas como el naranja o el amarillo. Además, siempre es buena idea que apuestes por tejidos estampados, sobre todo si se trata de prints florales.

Baja las persianas

Por último, queremos recomendarte que dejes las persianas bajadas de la habitación durante el día, sobre todo si éstas están orientadas hacia el sur o hacia el oeste. De esta manera, tu dormitorio no se convertirá en un pequeño invernadero. Eso sí, si tienes cortinas que te protejan de miradas indiscretas, no dudes en abrir las ventanas de par en par durante la noche. Para evitar que los mosquitos entren, pueden recurrir a las mosquiteras.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Free WordPress Themes, Free Android Games